sábado, 8 de enero de 2011

Los recuerdos


Cuanta razón tenía quien dijo que el recuerdo mas triste que puede haber es el de un momento feliz. Cuanto mas grande es tu tristeza mas alegres parecen esos recuerdos y mas daño te hacen. Los recuerdos felices se alimentan de la tristeza, al igual que los tristes de la felicidad, aunque en cierto modo los dos son lo mismo. En el momento te sientes tan bien… que todo lo demás te da igual. Es una sensación maravillosa cuando todas las palabras, y las imágenes del pasado vuelven a tu memoria sacándote una sonrisa. Cuando miras a esa esquina y puedes verte allí sentada o cuando entras en esa habitación y puedes oír aun la conversación que tuvisteis en ese lugar. Si, los recuerdos en ese momento están haciendo su trabajo, te entretienen para que no te des cuenta de que te estas quedando sin nada de felicidad. Cuanto mas triste estés, mas alimento tienen  y mas grandes se hacen en tu interior. Tan grande puede hacerse un recuerdo, que llene todo tu cuerpo, y no te deje sentir nada mas que nostalgia, e incluso, puede salirse de ti y nublar todo a tu alrededor… cuando eso ocurre, suele producir aun mas infelicidad y sigue alimentándose de ella. Es un circulo vicioso y es casi imposible salir de él. ¿Qué hay mas fuerte que un recuerdo? Una palabra, un olor, una imagen, un sonido, un sabor… cualquier cosa reaviva un recuerdo. Mis recuerdos llevan mucho tiempo a dieta y hoy les he permitido tomarse  un descanso. Inteligente de mi… se han comido la poca felicidad que tenía… y me va a costar bastante volver a recuperarla.  No me siento mal, realmente es  una sensación extraña. Es como cuando por la noche sueñas algo increíblemente bueno y te despiertas sin acordarte de que trataba el sueño pero con una sonrisa en la cara y te pasa el dia buscando en lo mas profundo de la mente tratando de adivinar que era pero con la tristeza de no recordarlo. Como cuando te comes un helado riquísimo y cuando lo acabas te das cuenta de que no lo has disfrutado lo suficiente o como cuando te vas de vacaciones y sabes que te lo vas a pasar muy bien pero aun asi echas de menos a tus amigos… .  Pienso que recordar crea un agujero tan grande en nuestro interior, que luego es casi imposible de tapar. Y cuanto más feliz fuiste en el pasado más difícil es serlo en el presente.

1 comentario:

  1. Precioso texto sobre los recuerdos. Me ha gustado mucho tu reflexión y me he sentido super identificado con la mención del helado.

    Un beso.

    ResponderEliminar