domingo, 3 de octubre de 2010

Otro año...

He gastado otro año de mi vida como quien quema una barrita de  incienso… disfrutando de su dulce olor, pero quemándola de todos modos… viendo como las cenizas caían lentamente,  perdiéndome entre el humo y enredándome en sus formas.

Han pasado muchas cosas buenas en este año… muchísimas, creo que mas de las que podría poner aquí, y, aunque ha habido momentos malísimos (¡Horriblemente malos!) creo que es como comparar un árbol con todo un bosque…

Debo de reconocer que tampoco me esperaba nada de lo que ocurriría en este tiempo… creo que eso es lo que mas me gusta de vivir, el no saber lo que pasará mañana, es como un regalo que mucha gente no sabe apreciar.

Y espero, que el año que viene pueda soplar las velas con la misma felicidad con que lo he hecho este año, y presiento que así será.

 Ahora, ya se que es muy típico, pero quiero darle las gracias a toda esa gente que me ha aguantado, sonreído, gritado, herido, alegrado, animado y vivido conmigo durante este año.

2 comentarios:

  1. Jajaj gracias, pero fíjate si hacia tiempo que no escribía, que este lo hice por mi cumpleaños en octubre, no por navidad... :S

    ResponderEliminar